Saltar al contenido

Si eres Divorciado-a lee esto

Existen 2 tipos de divorciados

1-Divorciado casado anteriormente por la Iglesia 

Si tú te casaste por la Iglesia y actualmente estás divorciado-a y no has obtenido la nulidad de parte de la Iglesia Católica; no eres libre para entrar en el Sacramento de la Iglesia Católica nuevamente, por lo tanto, no puedes registrarte/ser miembro en Conocer Católicos Solteros.

Puedes solicitar la nulidad de tu matrimonio al Tribunal Arzobispal de la Iglesia Católica (cada país tiene su propio Tribunal que es autónomo en materia de anulaciones).

Hasta que no obtengas la nulidad, no serás libre para volver a casarte y si el Tribunal considera que tu matrimonio fue válido entonces tus votos ante tu cónyuge original te impiden comprometerte nuevamente. 

Nosotros te recomendamos que hagas una cita con tu párroco o que te acerques a la sede del Tribunal Arzobispal que le corresponde a tu Parroquia. Ellos te facilitarán la información necesaria para poder empezar el proceso de nulidad matrimonial, si es que aún no lo has hecho.

2-Divorciado casado anteriormente sólo por lo civil 

Si tú no te casaste por la Iglesia, sólo por lo civil, y actualmente estás divorciado-a civilmente, acude a tu Obispado a consultar tu caso. Cuando la autoridad eclesiástica juzga que no hay compromisos humanos a los que deberías atender en razón de justicia (hijos del anterior matrimonio civil; cónyuge abandonado injustamente, etc.) puede autorizar tu matrimonio canónico con otra persona soltera o en iguales condiciones. 

Si tienes la autorización eclesial para contraer matrimonio canónico, sí que eres libre para entrar en el Sacramento de la Iglesia Católica por primera vez, por lo tanto, puedes registrarte/ser miembro en Conocer Católicos Solteros.

Extracto de un comentario del Evangelio por el P. Jesús:

(…)No hagas nada por creerte mejor que otros; tú, si amas a una mujer divorciada, intenta que regrese a su esposo, porque aunque se casaron sólo por lo civil, se pertenecieron en alianza voluntaria; y tú hija, también, si te has enamorado de un hombre divorciado, que regrese con su mujer; los matrimonios civiles, ante Dios también son válidos, si hacen las cosas bien. Y tú, ¿qué sabes lo que tenían en su corazón? No vayas pensando alegremente, que porque no se casó por la Iglesia, puede ser causa de divorcio, o puedes ser padre o madre de los hijos de otro, porque el matrimonio es válido. Cuando se casan dos esposos, y el sacerdote hace de testigo de este amor, cuando dos se casan por la Iglesia, si no tienen intención de cumplir las promesas de un matrimonio canónico, ¡no están casados!, por mucha fiesta que hagan, y aunque los hubiera casado el mismo Papa, porque lo que da validez al matrimonio, no son tampoco los hijos, sino el cumplir con los compromisos a que conlleva casarse por la Iglesia; así que algunos que se han casado por la Iglesia, su matrimonio no es válido, como tampoco lo es en algunos que se han casado sólo por lo civil, porque lo que da validez al matrimonio, es: contraerlo cara a Dios, prometiendo uno al otro amarse; estar siempre abiertos a la vida, en sus actos sexuales; ser fieles, convivir juntos; ayudarse en todo, y mutuamente ayudarse a santificarse. Si tu matrimonio no es así, ¡que lo sea!; y si no lo es, ni quiere uno de los dos que así sea, ¡no es válido! Y si tú te casaste sólo por lo civil, y ahora ambos habéis conocido a Dios por el Evangelio de la fe, entonces, casaos bien, ante la Iglesia, para que las Gracias que Dios le concedió a la Santa Madre Iglesia, como son los santos sacramentos, puedan haceros felices, por poderlos recibir. ¡Sé feliz con Dios y con tu cónyuge! Os aseguro que no hay nada más grande que envidien de una persona, que el que sea feliz en su santo matrimonio; ni nadie se ha realizado tanto, como teniendo un matrimonio santo; esto es el verdadero éxito para los casados, no el dinero, ni salir mucho de fiesta, es hacer fiesta en tu casa, en tu corazón, cada vez que miras tu corazón y contemplas tu conciencia.(…)

Fuente: http://www.evangeliomeditado.net/29-de-septiembre-de-2017/